Francisco Santos

La tercera opción

Esta semana será definitiva para la candidata presidencial Marta Lucía Ramírez. En declaraciones recientes su abogado, Camilo Obregón, ha dicho que el Consejo Nacional Electoral no tiene competencia para impugnar el aval otorgado por la Convención del Partido Conservador a Ramírez, ya que sí se cumplieron todas las garantías requeridas para la elección de la exministra. Sin embargo, la ponencia por parte del magistrado Joaquín José Vives se presentará este miércoles, y para finales de la semana muy probablemente se tomará una decisión con respecto a la viabilidad de su candidatura.

MLR CC

 Así las cosas, ¿qué implicaciones tendría para el electorado y para los demás contendores, la salida de la exministra de la carrera por la presidencia? Marta Lucía Ramírez es probablemente la persona que podría sacudir el escenario que se ha venido fraguando a la fecha, en el que se ha predecido que Juan Manuel Santos sería el  Presidente para el periodo 2014- 2018.

Por un lado, de las tres mujeres que aspiran llegar a la Casa de Nariño, según la última encuesta hecha por Gallup, Marta Lucía Ramírez cuenta con una intención de voto del 8.5%, y una imagen de favorabilidad del 38,1%; por su parte, Clara López  tiene una intención de voto del 4,5%, y su imagen de favorabilidad es del 37,4%; y Aida Abella, quien a comparación de las otras dos candidatas va más abajo, cuenta con una intención de voto del 1,6% y una imagen de favorabilidad del 11,5%. Es decir, a la fecha Ramírez es la única de las mujeres de la contienda que puede dar una pelea en los comicios de mayo.

FS OIZ

Adicionalmente, los uribistas, que tanta atención le prestaron a la Convención Conservadora, y que no tardaron en felicitar al partido por haber escogido un candidato propio, ya han manifestado públicamente su intención de hacer alianzas con Ramírez, así ella haya declarado que no tiene interés en hacer pactos con personas ajenas a su partido, por lo menos no en la primera vuelta. Francisco Santos se ha ofrecido para ser su fórmula vicepresidencial; y Oscar Iván Zuluaga –cuya candidatura preocupa cada vez más al Centro Democrático- ha dicho que no descarta una unión futura con la candidata. Es decir, para quienes apoyan al expresidente Uribe la presencia de Marta Lucía Ramírez en la carrera a la Presidencia podría ser el comodín que “salve la patria” si Zuluaga definitivamente no despega después de las elecciones parlamentarias.

Con respecto a la situación de los verdes, la encuesta de Gallup posiciona a Enrique Peñalosa como el tercer posible rival de Santos, con una intención de voto del 8,6% (diferencia de un 0.1 porcentual con respecto a la intención de voto que tiene Ramírez). Sin embargo las declaraciones recientes de Peñalosa pidiendo la revocatoria del mandato del alcalde Gustavo Petro, en contradicción a la posición del partido que ha manifestado su apoyo hacia la continuidad de la labor del Alcalde, han hecho que Daniel García – codirector de la Alianza Verde- haya pedido que el partido retire su apoyo a Peñalosa como candidato presidencial. Así las cosas, esta semana los sufragantes pueden perder a dos de los candidatos, que aparte de Oscar Iván Zuluaga, podrían llevar a Juan Manuel Santos a una segunda vuelta. Las opciones se limitan considerablemente para los colombianos que no quieren más de lo mismo; no desean votar por la reelección, y tampoco quieren a Uribe-Zuluaga en el poder.

El último punto a considerar son las implicaciones que tiene para el Partido Conservador quedarse sin candidato. ¿Qué futuro les espera en el siguiente gobierno? ¿De ganar Santos, este les perdonaría su falta de apoyo durante la Convención Conservadora? ¿Y si gana Zuluaga, a este le convendría hacer alianzas con un partido que muestra una clara inestabilidad tanto en sus dirigentes como de sus bases? ¿Cuál es realmente el futuro que le espera a los conservadores?

Py R Ajedrezjubilado

Esta etapa previa a las elecciones ha sido una lucha de todos contra todos. Nada está escrito en piedra, las fichas no han terminado de posicionarse en el tablero, y lo que hoy parece claro para muchos, puede cambiar de forma dramática después de las elecciones parlamentarias. Esto, claro está, si dejan que personas como Marta Lucía Ramírez continúe en la carrera por la Presidencia. De eliminarse esas terceras opciones, que tienen la posibilidad de convertirse en game changers, la ilusión de la posibilidad de cambio durante estas elecciones se pierde ¿Porque matar tempranamente la ilusión de que los peones también se pueden convertir en reyes.

Anuncios