Imagen

Protagonismo al candidato

Desde que se anunció que Oscar Iván Zuluaga sería el candidato del Centro Democrático para las elecciones Presidenciales del 2014, el exministro no ha parado de recibir críticas por todos los frentes. Lo que resulta desconcertante es que la última venga de un uribista pura sangre – como lo denominó el excolumnista de El Espectador, Ernesto Yamhure, en una nota publicada el lunes pasado: “No sigamos trasteando un yunque inservible. El fracaso de Zuluaga se empieza a sentir en la campaña de Congreso. Líderes regionales que me respaldan me lo han confirmado”, y agrega “Si el candidato del Centro Democrático no fuera un perfecto incompetente político, seguramente tendría opción de ser presidente de Colombia”. http://www.elespectador.com/noticias/politica/ernesto-yamhure-uribista-purasangre-arremetio-contra-os-articulo-472085

zuluaga_y_uribe_0

Estas afirmaciones tan duras por parte de una persona que por su filiación política se esperaría debería apoyar al candidato escogido -a dedo por el mismo Uribe-, evidencian lo que ya se ha discutido muchas veces en tono de burla acerca de los problemas de imagen de Oscar Iván Zuluaga. Si los propios uribistas como Yamhure, empiezan a perder públicamente la esperanza en el candidato, inclusive antes de que se inicie oficialmente la campaña, Zuluaga tiene un futuro negro por delante.

Los problemas de imagen de Oscar Iván Zuluaga

Ser el candidato del expresidente ha probado ser un arma de doble filo: por un lado, sin su apoyo Zuluaga jamás hubiera sido nominado por parte del Centro Democrático, pero a su vez, estar opacado por la amplia sombra que proyecta Uribe es, probablemente, uno de los grandes factores que han contribuido a que el candidato presidencial, no despegue.

Uribe es una persona que se caracteriza por querer tener todo bajo control, y le ha dado a Zuluaga muy poco espacio de maniobra y autonomía para proyectarse como candidato y poca oportunidad para darse a conocer ante la opinión pública. Para muchos colombianos lo único claro es que el expresidente tiene un protegido, pero pocos realmente identifican quién es esa persona. Este obstáculo de por si es bastante difícil de superar, y a la campaña de Zuluaga se le está haciendo tarde para empezar a darle el protagonismo que  necesita, -si quieren tener algún chance de competir mano a mano con Juan Manuel Santos en los comicios del 25 de mayo.

A esto se le suma la pobre imagen externa que Zuluaga proyecta. Bajo ninguna circunstancia un candidato debería ser asociado con las palabras frágil, inseguro, cansado, viejo, sin carisma. Esta falta de cualidades positivas pesan, y han logrado opacar la preparación y méritos profesionales y personales de un personaje que puede estar listo para asumir las riendas del país si se le da la oportunidad. http://api.ning.com/files/xlFbAm*4lcfX*Ul*UBARXVxQnroXiZTtjNsZr-Dk5FueVFAYMNdSI17aJaVL4Dya3o4N8WE4l0kFZePDgEBtzN5AEsT8u45A/HojadeVidaOscarIvnZuluaga.pdf

Pradera copia

Adicionalmente, los medios de comunicación no han sido amables con el exministro. ¿Cómo es posible que la imagen que acompaña el artículo relacionado con la visita de Zuluaga a Pradera, después del ataque de las FARC, sea esta que se adjunta? En el texto de El Tiempo se afirma que “Zuluaga rechazó duramente el hecho”. ¿Es acaso esta la imagen de alguien que tiene fuerza para rechazar algo? ¿Realmente fue la mejor foto que se pudo tomar, o publicar, de la entrevista con Univisión? ¿Por qué nadie estaba al tanto de lo que estaba sucediendo con el candidato para corregir, entre otras fallas, el sentado quebradizo en medio de una plaza desierta, en una silla Rimax –cuyo color además se camufla con el pantalón de Zuluaga- con una postura cerrada de piernas y manos, acompañada de hombros caídos, que sólo ayudan a proyectar debilidad, cansancio e inseguridad por parte del candidato? Y el problema no es esta foto en particular, imágenes similares se encuentran por cantidades publicadas tanto en medios impresos como digitales. Encontrar una buena foto de Oscar Iván Zuluaga es muy difícil, inclusive en su misma página de campaña (http://www.oscarivanzuluaga.com/).

OIZ2

OIZOIZ1

Recientemente Zuluaga ha dicho que la campaña no ha empezado y que todavía está todo por hacer. Esperamos que no se esté equivocando con la apreciación de los tiempos. Ojalá la campaña cambie la estrategia y muestre a un candidato renovado, con una imagen más fresca y accesible que permita a los colombianos generar afinidad con él. Sería maravilloso encontrarse con Oscar Iván Zuluaga empoderado, protagonista de su propia campaña.

Este artículo tiene carácter de ultimátum. Si no hay un cambio ya, no son solo las elecciones las que están en juego, si no su futuro político en general. Uribe lo escogió convencido de que él sería la persona que derrotaría en las urnas a Juan Manuel Santos, o por lo menos el que le daría una buena pelea. De no conseguir una o la otra, es muy probable que después del 25 de mayo a Oscar Iván Zuluaga lo guarden en un rincón del cuarto de San Alejo, donde nadie nunca más se acordara de él.